Querida Banda, te escribe de nuevo tu ciudad

Querida Banda, te escribe de nuevo tu ciudad…

Han pasado los días y la soledad de mis calles no da tregua a mi desconsuelo. Dicen que jamás se está preparada para el mal momento. Yo no lo estoy. Sólo quería mediante éstas letras consolarme contigo…

Comprendido, que no asumido, está el devenir de los días. Seguramente llores tanto como yo, por eso mis letras angustiadas sólo quieren pedirte que sigas estando en San Juan de la Palma. Como siempre. Que lleves el amor que te profeso por bandera, porque no sé vivir sin ti. Ten la fe que mil veces me enseñaste porque en el cajón de mis primaveras tú guardas el mejor lugar, y aunque no te vea, sé que estarás revirando en la cama de cualquier hospital, porque tú estás donde se te necesita.
Las calles, mis calles, sabrán esperar. Volverán a verte enjutada de azul espléndido con una sonrisa dibujada en el alma. Volveré a rezar contigo ante Santa Ángela y se quebrará de nuevo el firmamento de mi cielo, cuando caiga la tarde lenta al amparo de tus marchas. Yo seré el lucero que te espere, que nunca apagaré mi luz. Soy quien espera a mi amor eterno y aunque sé que hoy no vendrás, la espera será mejor si te tengo. Aquí sentada en el dintel de la puerta estoy, mi vida. Soy la que vive de ésta semana y sacia su sed con todo ello. Aunque no pueda verte, sé que volverás a cruzarme, sé que tu corazón estará pensando en mí y cuando todo esto acabe, volveremos a vernos.

Se despide de ti tu ciudad, la que te ama. Esperando verte pronto, reza conmigo por todo. Y que sea Domingo de Ramos en cada una de vuestras casas.
Siempre tuya, soy Sevilla, te espero querida Banda…

Impactos: 30

A %d blogueros les gusta esto: