Víctor M. García-Rayo: Me faltaron rincones para llorar…

Entrevista a nuestro querido hermano, periodista, presentador y amigo Víctor M. García-Rayo.

Estamos seguros, que la entrevista no dejará indiferente a nadie, esperamos que os guste, al igual que a nosotros.

– Defínenos como eres.

Entiendo que no debe uno definirse, a si mismo, pero básicamente yo me siento un hombre feliz, amante de la tierra y sus tradiciones, hogareño y extrovertido.

– ¿Has tocado alguna vez, en alguna banda?

Nunca. He sido miembro de Junta, nazareno y costalero. Jamás he tocado en una banda. Me hubiera encantado.

– ¿Perteneces a muchas Hermandades?

Soy hermano de número del Baratillo y de la Esperanza de Triana. Muy devoto de Las Cigarreras y del Cristo de la Corona.

– Aparte de lo que ya conocemos de ti Víctor, ¿tienes alguna otra pasión?

Son conocidas mis pasiones por la Semana Santa y los toros. También soy un loco de los caballos, la pintura y la literatura. Pero de todo, lo mas grande, mi pasión es mi familia.

Victor mirando Concierto en la Hdad. del Gran Poder

Víctor observando la fotografía de nuestro concierto en el Gran Poder. Foto realizada por nuestro compañero: Miguel Ángel Almansa

– ¿Que opinas del mundo de las bandas en general?

Que no conoces de verdad hasta que no estás bien dentro. Es un universo distinto, único.

– ¿Que significa para ti, la banda del Stmo. Cristo de las Tres Caídas de Triana?

Soy un claro ejemplo del grupo de personas que llegamos a la devoción al Señor y a su Madre de la Esperanza a través de la banda. imagínate lo que significa. La banda me trajo a los pies del Cristo de las Tres Caídas y a las lágrimas de su Madre. Es además la pasión que late en el corazón de mi hijo Coke. Es mucho, la banda es mi casa, es mucho…

– ¿Crees que esta verdaderamente valorado el sacrificio que realizamos todos los músicos por el mundo cofrade?

Por el mundo cofrade es posible, pero el gran público no lo valora en su justa medida porque no visualiza un año entero de ensayos y de eventos, de preparación y de trabajo. De todas formas, a los músicos no les hace falta que les valoren demasiado porque su satisfacción normalmente se recompensa cuando llega ese día… ese momento… y esa música.

– ¿Que es Víctor, lo que más te llega a sorprender de la banda?

La capacidad de sacrificio, la organización, la renuncia a todo. Esa entrega a cambio apenas de un rato de felicidad que a veces incluso se trunca. También el compañerismo, el trabajo en equipo.

Entrevista a Víctor M. Garcia-Rayo

Víctor junto a un cuadro de nuestro local del Stmo. Cristo de las Tres Caídas. Foto realizada por nuestro compañero. Miguel Ángel Almansa

– ¿Cambia mucho la percepción cuando crees como es el trabajo en el día a día de una formación sin verla, a vivirla prácticamente a diario, como haces ahora?

Realmente llevo nueve años viviendo de cerca lo que significa una banda. Y si, cambia mucho. Dentro ves remar, en las galeras, a todos los marineros. Ves el sudor y las lágrimas. Desde el puerto apenas se ve la belleza del barco navegando pero no le ves las tripas al buque. No tiene nada que ver.

– Una vez que vives el día a día de la banda, anteriormente en nuestra formación hermana de San Juan Evangelista, ¿que piensas que es necesario para ser un buen músico?

Es evidente que hace falta oído, afición, ganas de aprender, incluso algún conocimiento, pero en este caso yo creo que lo más necesario es el amor. En nuestras bandas no puedes soportar la continuidad sin amor, sin ganas de corazón de dejarlo casi todo a un lado por este sueño de ser músico de Triana.

– ¿Cambiarías algo del mundo de las bandas?

Le pediría a las autoridades algo mas de atención, a los vecinos paciencia y a las propias bandas algún compromiso mayor con la fe y la participación de la vida interna de las Hermandades y de la Iglesia.

– ¿Que significado tiene para ti Víctor la palabra “Triana”?

Me crié en el Parque Rubén Darío y mis calles para jugar eran Juan Díaz de Solís y López de Gomara. La primera Hermandad de mi casa fue la Estrella y mi madre aun vive allí. Triana en mi vida es clave. En toda mi secuencia vital siempre he permanecido en su seno. Para mi Triana es vida, es aire. Es luz.

Entrevista a Víctor M. Garcia-Rayo

Víctor observando uno de nuestros ensayos. Foto de nuestro compañero: Miguel Ángel Almansa

– ¿Quitando la marcha “La Pasión” por algo obvio amigo Víctor, con cual marcha nuestra te sientes identificado?

Sabes que le estas preguntando esto a alguien que conoce al dedillo todo el repertorio y va a ser muy difícil. Desde las clásicas “Silencio Blanco” o “El Desprecio de Herodes” hasta “Historias de Judea” o “La Fe” imagínate todo lo que podría decirte.

– ¿Qué sensación tuviste al ver a tu hijo, estrenándose con nosotros en Antequera, el pasado mes de Septiembre?

Quien lea esto y sea padre lo va a entender. Cuando la banda estaba formada, mi hijo me llamó -a mi y a su madre- nos dio un beso y me miró a los ojos como un hombre mira a otro. Espero un segundo y me dijo: “Papá, estoy cumpliendo mi sueño”. Después de eso, me faltaron cuestas y calles en Antequera para esconderme a llorar. Fui muy feliz porque lo estaba siendo el. Yo se lo que ha soñado, y sueña, esto. Yo se, sobre todo, cuanto lo siente en el corazón. Si supieras lo que Coke siente por la banda se te pondría los vellos de punta.

– ¿Con qué recuerdos o momentos te quedas de todos los vividos con nuestra formación, ya sea trabajando o viéndonos en la calle?

Me encanta la cantidad de sonrisas que ofrecéis y provocáis por minuto. Habría que hacer un estudio antropológico de la cantidad de felicidad que genera en los demás la Banda de las Tres Caídas de Triana. No sois conscientes, pero me fijo en eso y la realidad es que hacéis feliz a mucha gente.

– ¿Piensas que el espectáculo del día 6 en Fibes junto a nuestros compañeros de “Las Cigarreras”, además de otros artistas, será un antes y un después en el mundo de las Bandas de CCTT?

Sin duda. Para eso esta pensado. Va a ser la primera vez que se desgrane sobre un escenario ese caudal de capacidad. Va a sorprender mucho y ese espectáculo será padre de otros muchos. Se están dando pasos y se están cambiando cosas en los diseños de conciertos de las bandas. Hay que creer.

Entrevista a Víctor M. Garcia-Rayo

Víctor junto a Ntra. Sra. de la Esperanza de Triana. Foto de nuestro compañero: Miguel Ángel Almansa

– ¿Que esperas de ese espectáculo, que con tanto mimo se está preparando?

Espero felicidad, alboroto, palmas, lágrimas. Espero emoción y sonrisas, abrazos. Espero música y espero a una ciudad volcada con el evento, que lo merece.

– Cofradías, música cofrade, pregones, toros… ¿Víctor, desconectas alguna ves?

No. Me resulta muy difícil. Piensa que soy lo que de niño soñé ser. Mi trabajo es mi pasión, mi mundo. Yo descanso haciendo cosas que pertenecen al trabajo, pero no me pesa. Me fascina lo que hago y no resulta duro para nada continuar la tarea.

– Alguna cosa que creas que se nos haya pasado poder preguntarte y nos quieras comentar.

Quiero agradeceros el respeto y el cariño que siento cada noche cuando nos vemos. Quiero responder aquí y que quede por escrito que mi instrumento no se oye. Pero que me siento de la banda. Yo toco con el corazón. Y, sin uniforme, me considero uno más de esta familia. Tengo muchos motivos para sentirlo así.

Darte las gracias Víctor por dedicarnos tu valioso tiempo para esta entrevista y estar siempre disponible.

Gracias siempre a vosotros. Y enhorabuena por tantas cosas.

Hermano Víctor, te agradecemos que nos hayas abierto tu corazon… Y solo decirte que ¡nosotros te entendemos!

Entrevista a Víctor M. Garcia-Rayo

Víctor junto a un servidor una vez ya terminada la entrevista. Foto de nuestro compañero: Miguel Ángel Almansa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies